Para las Mujeres que Están Interesadas en ser Donantes de Óvulos

Convertirse en una donante de óvulos de un vistazo

  • Las mujeres se convierten en donantes de óvulos por varias razones, entre ellas familiares, financieros, y la alegría de ayudar a alguien a ser madre.
  • Las donantes de óvulos suelen tener entre 21 y 29 años de edad, ser sanas, tener buenas antecedentes familiares, y estar libre de trastornos genéticos o familiares o enfermedades.
  • Las donantes de óvulos se someten a una estimulación ovárica con los mismos medicamentos que se usan para la fertilización in vitro (FIV).
  • Después de que los óvulos están maduros, se extraen suavemente desde los ovarios durante un procedimiento sencillo e indoloro; esto conlleva los mismos riesgos que la fertilización in vitro (FIV) durante su etapa de extracción de óvulos.

¿Por qué convertirse en una donante de óvulos?

Las mujeres se convierten en donantes de óvulos por varias razones – altruismo, financiera o familiar. Algunas donantes de óvulos son miembros de la familia, tal vez una hermana o una prima, que satisfacen el deseo del destinatario para tener un fuerte vínculo genético al niño. Algunos donantes anónimos pueden simplemente disfrutar ayudando a otras mujeres a lograr el embarazo o desear compartir su propia alegría de ser madre con las mujeres que no pueden utilizar sus propios huevos. Por supuesto, el incentivo financiero es también una razón. Las donantes de óvulos reciben hasta $6.000, y la familia beneficiada cubre los honorarios de la donante. El seguro no incluye los honorarios de las donantes. Honorarios de donantes pueden variar de una clínica a otra y pueden depender también de la tasa de éxito de los óvulos de una donante en particular.

Candidatas para ser donantes de óvulos

Las donantes de óvulos suelen tener entre 21 y 29 años de edad, ser sanas, tener buenas antecedentes familiares, y estar libre de trastornos genéticos o familiares o enfermedades.

Las candidatas para ser donantes de óvulos completan una detallada historia clínica. Todas las donantes de óvulos, conocidas o anónimas, se someterán a un examen físico y también deben de hacerse análisis clínicos sobre:

  • su historial médico y social
  • sus antecedentes familiares de anomalías congénitas y su historial de enfermedades hereditarias
  • enfermedades de transmisión sexual
  • problemas psicológicos
  • la fibrosis quística, el síndrome del cromosoma X frágil y otras enfermedades por análisis de sangre
  • su uso de alcohol y drogas
  • enfermedades y afecciones basadas en su ascendencia étnica

 

Las donantes de óvulos tienen derechos y obligaciones como se indica en el informe del Comité de Etica de la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva titulado “Intereses, obligaciones y derechos del donante en la donación de gametos.”

El proceso del ciclo de donación de óvulos

Una vez seleccionadas para la donación de óvulos, las donantes de óvulos se someten a una estimulación ovárica con los mismos medicamentos que una mujer podría utilizar para estimular su propio desarrollo de óvulos en prepararse para la fertilización in vitro. En general, se emplea unas pruebas ecografía y unos análisis de sangre para monitorear el desarrollo de los óvulos en los ovarios de la donante. El ciclo menstrual de la donante debe estar sincronizado con el ciclo menstrual de la destinataria, por lo que la donante de óvulos se somete a una serie de inyecciones de hormonas para alinear su ciclo menstrual con la de la mujer que va a recibir los óvulos. Varias inyecciones pueden ser necesarias durante este ciclo, y los médicos realizan varias ecografías y análisis de sangre con cuales monitorean la producción de óvulos de la donante. Cuando la ecografía y los análisis de sangre indican la madurez de los óvulos en los ovarios, el donante recibe una inyección hormonal final antes de la extracción de los óvulos.

Una vez que los óvulos de la donante están listos para su recuperación, se le da un medicamento final que lleva los ovocitos  hasta su madurez final. Los huevos se recuperan con el uso de una aguja guiada por ecografía para recuperar suavemente los óvulos de los ovarios. Es un procedimiento sencillo e indoloro, con el uso de una medicación sedante suave y tarda unos 30 minutos en completarse. Se lleva los ovocitos al laboratorio para el procedimiento de FIV en el que los óvulos de la donante y el esperma se colocan juntos para la fertilización.

Después del procedimiento de la extracción, la donante necesita a un adulto responsable para llevarla a casa y permanecer con ella durante la noche. Ella puede retomar sus actividades normales al día siguiente.

Los riesgos asociados con la donación de óvulos para donantes

En muy raras ocasiones, una infección o una hemorragia puede desarrollar después de la extracción de los óvulos. Además, la donación de óvulos corre los mismos riesgos que siguen la fertilización in vitro (FIV) durante la etapa de extracción de óvulos.

  1. La hiperestimulación ovárica. Los fármacos utilizados pueden causar el síndrome de hiperestimulación ovárica (SHO) en aproximadamente el 10 por ciento de las mujeres. En algunas mujeres, los síntomas son leves y pueden incluir distensión, malestar abdominal y aumento de peso. En raras ocasiones, las mujeres tienen síntomas graves que incluyen dolor intenso, dificultad para respirar y disminución de la micción. En muy raras ocasiones, el síndrome de hiperestimulación ovárica puede causar coágulos de sangre, problemas renales y una excesiva acumulación de líquido en el pecho o el abdomen. Los casos leves de SHO generalmente se resuelven por sí solos cuando usted comience su período menstrual, pero los casos moderados a severos pueden requerir tratamiento médico.
  2. Daño a los órganos reproductores. En raras ocasiones, las donantes de óvulos pueden experimentar daños en los ovarios de los medicamentos y procedimientos necesarios para la donación. El proceso de extracción de óvulos es un procedimiento quirúrgico, con un riesgo de una reacción alérgica a la anestesia. De vez en cuando, una donante de óvulos sostiene una lesión en la vejiga, el intestino o los órganos reproductivos durante el procedimiento en sí. La infección es una posibilidad que puede conducir a la infertilidad si no recibe un tratamiento adecuado.
  3. Otros efectos secundarios. Algunas mujeres experimentan efectos secundarios leves por los medicamentos asociados a la donación de óvulos. Estos incluyen cambios de humor, sofocos, sequedad vaginal y hematomas. Estos, por lo general, desaparecen por sí solos cuando termina el ciclo de donación. Uno de los medicamentos, Lupron, puede causar accidentes cerebrovasculares y exacerbar tumores hipofisarios en mujeres con condiciones de salud preexistentes – otra razón por la cual se requiere un examen médico completo antes de la donación de óvulos.

Si usted está interesada en convertirse en una donante de óvulos, por favor, complete nuestra solicitud de donación de óvulos.