¡Gracias a Dios, después de todos estos años finalmente encontramos a nuestro médico!

“El Dr. Massey siempre tuvo tanta confianza en ir en contra de todas las probabilidades que habíamos tenido en nuestro camino para construir nuestra familia. Nunca olvidaré sus palabras: “Ok, esto no será fácil, PERO lo haremos realidad”. Esas palabras fueron música para nuestros oídos. La infertilidad es algo terrible (¡todos lo sabemos!) Y ciertamente no hay nada más que quieras escuchar que hay esperanza y siempre hay una manera de hacer que suceda.”

No podemos expresar con palabras lo agradecidos que estamos con el Dr. Massey y su equipo por todo lo que han hecho por nosotros para hacer realidad nuestros sueños de paternidad. Desde el momento en que entramos y tuvimos nuestra primera cita, pensamos: ¡Sí! ¡Gracias a Dios, después de todos estos años finalmente encontramos a nuestro médico!

Esta no es un consultorio gigante en la que la gente nunca te reconocerá, y mucho menos se acordará de ti y de tus problemas. Sabíamos en nuestro corazón que un lugar como ese no era el adecuado para nosotros. La infertilidad es un viaje muy personal y nos sentimos como en casa aquí, porque estábamos rodeados de personas que realmente se preocupaban por nosotros. ATENCIÓN Y CUIDADO es algo que encontrarás aquí pero también ESPERANZA.

El Dr. Massey era nuestra esperanza en la que creer y la luz al final del túnel para buscar… y esa LUZ es una por la que SIEMPRE, SIEMPRE estaremos agradecidos. GRACIAS desde el fondo de nuestro corazón a nuestro querido Dr. Massey, mis dulces Dawn y Cecy, a Ingrid y todo el equipo. ¡Estamos ansiosos por traer a nuestro bebé arcoíris 🌈 el próximo año para que se conozcan! ❤️ ¡Dios los bendiga siempre!

-J. Castro

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin