Un plan de tratamiento individualizado fue clave

“Nuestra gratitud es inconmensurable. ¡Muchísimas gracias!”

¡El Dr. Massey tenía razón!

Amamos al Dr. Massey y al equipo. Cuando mi esposo y yo llegamos al Dr. Massey, habíamos perdido gemelos por FIV en la semana 10 de nuestro embarazo. Nos tomamos unos cuatro meses de descanso y luego encontré este instituto. Era un consultorio muy GRANDE en Atlanta antes, y no era adecuado para nosotros.

El Dr. Massey revisó toda nuestra documentación para identificar lo que él pensaba que era un enfoque de tratamiento convencional. El tratamiento que se usó antes fue el culpable de nuestra pérdida anterior. El problema es que a veces usan tu edad y te ponen en el mismo régimen que otras mujeres de tu edad, en lugar de mirar tus resultados individuales.

¡Bueno, el Dr. Massey tenía razón! Conseguimos huevos de calidad con la siguiente ronda. Tuvimos que implantarnos dos veces, pero eso no depende de nadie más que de Dios y del universo.

Ahora tenemos un bebé sano. Max nació el 29 de julio de 2016. ¡Todo fue porque no nos dimos por vencidos y encontramos al Dr. Massey y su equipo!

-Moya

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin